miércoles, 5 de junio de 2019

Entrevista con Gwendolyn Kiste: "El óxido que emana de sus letras"

Por Amparo Montejano
(You can read the interview in English here)

En el día de hoy constituye para mí un inmenso placer y honor poder entrevistar a la flamante ganadora del Premio Bram Stoker (en categoría Mejor Primera Novela): Gwendolyn Kyste. 
Natural del Medio Oeste Norteamericano, en concreto, de The Buckeye State (Ohio), tenemos ante nosotr@s a una escritora de ficción especulativa “novedosa”, por aquello de hacer brotar de su prosa un híbrido caliente gestado por entre una amalgama de géneros: fantástico, con matices weird, y con la propia ciencia ficción; una joven escritora que ha colaborado en gran cantidad de antologías de relatos, fundamentalmente de terror (Welcome to Miskatonic University […], Mental Ward: Experiments, Lamplight-V. 4…) y con autores de la talla de Vic Kerry, M. Earl Smith, etc; pero que, tras editar en el 2017 dos obras enteramente propias, Pretty Marys All in a Row y And Her Smile Will Untether The Universe (ésta última nominada nada menos que al Bram Stoker), ha sorprendido al mundo de las letras alzándose con un premio que la ha convertido en una autora mundialmente reconocida y a la que no perder de vista, a la hora de barajar sus pesadillas imposibles, como aquellas a los que a ninguno de los aquí presentes nos gustaría padecer en carne propia. 
Querida Gwendolyn, bienvenida a nuestro humilde “Círculo de Lovecraft”. 

G. K. (Gwendolyn Kiste) - ¡Muchas gracias por invitarme a vuestro sitio! ¡Estoy muy emocionada de poder hablar contigo! 

A. M. (Amparo Montejano) - Sabemos que tu afición por las letras está impresa en tus genes pues, nos ha dicho “un pajarito” que creciste a la sombra de la prosa poética del gran Poe (tu padre te recitaba de memoria párrafos de este gran escritor decimonónico). ¿Fue ese el momento en el que te enamoraste de esta literatura, nada convencional? ¿Eras la típica chica “rara” del instituto que, en lugar de recitar a Romeo y Julieta de Shakespeare (es un ejemplo), disfrutabas con la literatura más existencialista y “extraña” … como la de Lovecraft, por ejemplo? 

G. K. - Yo era una típica y "extraña" estudiante de secundaria en casi todos los sentidos: normalmente vestía de negro, con mucho eye liner en los ojos, botas oscuras y un amor absoluto por todo lo horroroso y macabro. Dicho esto, sumaré que siempre disfruté leyendo y recitando, tanto a Shakespeare como a otros grandes de literatura extraña: Lovecraft o Poe. Y es que mis gustos siempre se han inclinado hacia una mezcla de clásicos literarios advenidos al horror. Nunca vi a uno como mejor, o incluso necesariamente muy diferente del otro. Si me gusta algo, entonces lo considero literatura de la “grande”, sin necesidad de encasillarla con una u otra etiqueta. 
Debido a que me "introdujeron" en Poe y en la literatura de horror a una edad muy temprana, el amor por todas las cosas extrañas siempre ha formado parte de mi vida. Realmente no recuerdo una época en la que no haya sido una vehemente fanática del género de terror. 
Y es ahora, cuando puedo dedicarme plenamente a la narración de esta clase de historias, cuando me siento absolutamente realizada. No puedo ni siquiera imaginar una manera mejor o más emocionante de vivir la vida, que si no es "enganchada" a las garras del horror — ¡en todas sus acepciones! —. 

  Imagen: Gwendolyn Kiste

A. M. - ¿Y qué hay de la literatura de Lovecraft en tus relatos?; es decir, ¿gustas de utilizar el Horror Cósmico para gestar —tal cual él hacía— esa indiscutible atmósfera de tensión y zozobra ante lo que nos resulta incomprensible? 

G. K. - El horror cósmico en mi trabajo proviene principalmente de la pérdida de identidad, particularmente en un mundo que puede ser tan inmensamente hostil hacia cualquiera que se muestre diferente. Y aunque no es una particularidad de lo "lovecraftiano" como tal, sí creo que encaja a la perfección con las historias de Lovecraft y, también, el hecho de cómo este escritor trató "al ser olvidado o sin importancia" dentro de un contexto puramente cósmico. Sin embargo, me gustaría argumentar que mis personajes luchan muy activamente contra esa desesperanza, haciendo todo lo posible por combatir ese horror —latente, de lo cósmico— forjando lazos de amistad entre ellos. Estas relaciones, sin embargo, están constantemente amenazadas por fuerzas sobrenaturales y naturales; y aquí es donde entran en juego gran parte de los elementos de horror y fantasía oscura de mi obra: al tratar de tener que luchar por mantener —incluso una pizca de su propia identidad— en un mundo que siempre está listo y ansioso por aniquilarlos. Para mí, la sensación de soledad, ya sea a nivel cósmico o incluso profundamente personal, puede ser el horror más incomprensible de todos, y ese es uno de los temas que me encanta explorar en muchas de las historias que creo. 

A. M. - Comenzaste en el mundo de la literatura creando cuentos, fundamentalmente de terror; pues bien, ¿qué tienen los cuentos, Gwendolyn?; ¿qué magia onírica desprenden para que sean considerados los lienzos, por excelencia, que logran crear el efecto de “horror atrapante” en el lector-observador? ¿Y qué les dirías a tod@s aquell@s (tal cual ocurre aquí en España) que consideran que el relato es un “género menor” con respecto al de la novela? (¡Échales la bronca por mí, por favor, jajaja!) 

G. K. - Me encantan los cuentos cortos, y estoy de acuerdo contigo en que a veces se dejan de lado por no ser lo suficientemente "significativos". 
Como mencioné anteriormente, crecí con los cuentos de Poe, así que siempre he adorado las historias cortas. Obviamente, las novelas también pueden ser igual de asombrosas, pero, hay algo particularmente mágico en leer un cuento corto (que parece contener un mundo complejo dentro de sí mismo). 
Lo que personalmente me encanta de los cuentos cortos, es que puedes caer entre sus páginas —como lector— y sentirte completamente inmerso. Entonces, todo termina tan rápido como empezó, y de alguna manera tienes que volver a levantarte y otear nuevamente la realidad que te envuelve. Una novela es más fácil de saborear, de tomarse su tiempo... Pero, esa sacudida de energía que te produce el leer una historia corta bien hecha, es una sensación completamente distinta, algo que creo que es difícil de igualar. No hay nada igual, y nunca me canso de descubrir historias cortas que, en el lapso de unas pocas páginas, pueden cambiar por completo mi perspectiva del mundo. Y eso, ¡es increíble! 

  Ilustración de Luke Spooner

A. M. - Verás, cuando comencé a prepararme tu entrevista, hubo algo que me sorprendió, y es que, además de escribir ficción literaria, eras escritora de guiones de cine. Cuéntame cómo influyó tu faceta de guionista en la de novelista, o si fue al contrario; o bien, si hubo una retroalimentación de estas dos visiones a la hora de relatar hechos u acontecimientos. 

G. K. - Ya no escribo guiones cinematográficos, pero, a finales de mi adolescencia (y hasta casi los veinte) esa fue, sin duda, una gran salida creativa. 
Creo que la principal manera en la que escribir un guion ha afectado a mi ficción, es que siempre imagino que mis historias se desarrollan como imágenes dentro de una película: quiero crear ese sentido de ajuste y arraigar al lector en algo visual. 
Uno de los inconvenientes que tenía —y al ser un grupo de cineastas independientes— era que no siempre disponía del presupuesto necesario que me permitiera crear todas las escenas que imaginaba.
La transición a la ficción me permitió seguir contando historias que pretenden ser muy visuales, pero sin ninguna de las restricciones presupuestarias con las que antes contaba: el ejercer de narrador ha sido un cambio maravilloso. 

A. M. - ¿Cómo definirías tu estilo literario?; es decir, qué vamos a encontrarnos en la prosa de Gwendolyn: ¿terror surrealista con pinceladas de macabro?, ¿terror psicológico a la par que extravagante ficción?... 

G. K. - ¡Esperemos que todo a la vez! Me encanta crear historias en las que se mezcle el terror psicológico con lo macabro, así como darles un toquecito extravagante. Dependiendo de la historia, las imágenes y el lenguaje de mis escritos pueden ser densos y muy líricos, así que me gusta la palabra "extravagante" para describirlas... Sí, me parece muy apropiada. 
Sin embargo, en última instancia, y por mucho que a mí me guste que mis historias sean interpretadas de una u otra forma —y una vez que un libro se publica—, depende de la audiencia decidir qué es lo que piensan de él o cómo lo definirían. No obstante, trato de no dejarme atrapar demasiado por la forma en que quiero que se vea algo, porque a veces leo una reseña (en la que alguien toma una perspectiva completamente diferente de mi trabajo que nunca había considerado hasta entonces, y entro en otra dinámica especial e inusual de entender mi obra (¡siendo yo la propia autora!). 
En definitiva, sólo espero que a los lectores les resulte “significativo” lo que escribo. Eso es más que suficiente para mí. 

 Portadas de varias obras de Gwendolyn Kiste

A. M. - Gwendolyn, háblanos de tu obra ganadora del Bram Stoker, And Her Smile Will Untether The Universe, porque, no es novela como tal, sino una colección de ficción en la que entremezclas pinceladas de cuentos de hadas con imágenes sorprendentes y desgarradoras que dejan al lector sin respiración. ¿Qué hay en el poso creativo de una escritora que es capaz de aunar todo esto, y hacerlo de manera sorpresiva y diferente? ¿Qué autores han inspirado o inspiran la obra de Gwendolyn? 

G. K. - En realidad... ¡es que hay tantos autores inspiradores, que es difícil nombrarlos a todos! 
Mis grandes influencias incluyen a Shirley Jackson, Ray Bradbury y Angela Carter. Todas sus obras son tan ricas y únicas que, ¡así sería el tipo de escritura que yo aspiro a crear algún día! 
En cuanto a los autores más modernos, me encanta la ficción de Christa Carmen, Anya Martin, Brooke Warra y Sara Tantlinger. También soy muy afortunada al poder contar con ellos —como amigos personales que son—, lo que significa que a veces puedo leer las copias de revisión de sus trabajos antes de que se publiquen. ¡Un verdadero honor, sin duda! 

A. M. - En 2020 y gracias a Dilatando Mentes Editorial, los lectores españoles vamos a poder disfrutar de tu novela The Rust Maidens, lo cual es todo un lujo para nosotr@s (por el hecho de poder leer tu obra y de que se te conozca aquí en España —¡ya era hora!, por cierto—). Pues bien, sin hacer spoilers, ¿qué vamos a encontrar en esta increíble novela en el que las mujeres mutan, cambian, se oxidan?... ¿Hay un cierto ataque a los sectores más canónicos (con respecto a la negación del cambio climático), o nada tiene que ver este fenómeno medio-ambiental con lo que les ocurre a las chicas de Denton? 

G. K. - Los cambios medioambientales, sin duda, juegan un papel muy importante en esta novela. La acción tiene lugar —principalmente— en Cleveland, en el año 1980, por lo que los personajes principales (grandes amigos entre sí, Phoebe y Jacqueline) tienen que lidiar con el agua envenenada del lago Erie y la nebulosa tóxica del paisaje de la ciudad que, y en última instancia, influye en el destino de las "doncellas oxidadas" —del mismo nombre—. 
En cuanto a qué más esperar, se trata de un cuento sobre el horror corporal y el horror de lo propiamente foráneo a uno mismo (ambientes, personas...), así como de una historia de iniciación a la madurez para los propios protagonistas (que se sumergen en profundos lazos de amistad), pero... ¡no te preocupes!: los extraños terrores de las horribles transformaciones corporales y la pérdida de identidad, mantienen su argumento encuadrado dentro de una fantasía ominosa y de un profundo terror. Fíjate que, inclusive, ha habido lectores que han descrito la historia como de ciencia ficción... así es que creo que The Rust Maidens incluye un poco de todo aquello que tanto nos gusta a los amantes de la ficción especulativa. 

  Ilustración de Daniele Serra

A. M. - Nuevos proyectos, Gwendolyn, porque sé que estás próxima a editar otra novela con Nightscape Press. ¿Podrías darnos un pequeño avance? (Nos morimos por saber más de ti). 

G. K. - ¡Estoy encantada de trabajar con Nightscape Press en The Invention of Ghosts! Es una novela de edición limitada que está siendo lanzada como parte de su serie Charitable Chapbook
La historia trata de dos amigos de la universidad —muy cercanos entre sí— que comienzan a explorar lo oculto, y que al final terminan descubriéndose a sí mismos y alejándose el uno del otro. Y es que a medida que hacia ellos avanzan los inexplicables sonidos de las paredes, y a medida que la energía empleada en las sesiones de ouija va consumiendo sus vidas, los dos amigos terminan por recalar en una aterradora encrucijada; y es cuando —y tras la sorpresiva ruptura de una gran promesa— se producen, en sus vidas, terribles consecuencias… ¡consecuencias desastrosas! Pues, se sumergen dentro de una espiral de desbordamiento psíquico, convertidos en cazadores de lo imposible. 

Utilicé mi propio interés por el ocultismo como punto de partida para crear la historia, y luego, de ahí pasé a elaborar un tipo de cuento distinto a lo que anteriormente había escrito. 
A lo largo del proceso de redacción, convertí a esta historia en un contrapunto a The Rust Maidens. En The Rust Maidens, la amistad se adivina como una forma de salvación, mientras que en The Invention of Ghosts, la amistad se torna complicada y dañina. 
Como autora, me encanta tomar ciertos temas e ideas, y luego verlas desde varios ángulos diferentes, sólo para ver cuántas perspectivas —sobre un mismo y particular concepto— puedo descubrir. 
La fecha de lanzamiento de The Invention of Ghosts, se estima que será el 26 de noviembre de este año y, aunque parece que queda mucho tiempo, en realidad y de que nos demos cuenta, esto está a la vuelta de la esquina. Este será mi gran lanzamiento para el año 2019 (mi cuarto libro en solitario), por lo que estoy muy emocionada y deseando saber qué opinan los lectores de este mi nuevo trabajo, del que ya me empiezan a llegar noticias por RR.SS. 

A. M. - Gwendolyn, ha sido para mí un placer poder departir contigo, y quiero que sepas que te admiro profundamente, como mujer y como escritora. Espero que este merecido premio sea el primero de otros muchos, y que “Círculo de Lovecraft” pueda estar ahí, disfrutándolos contigo (pese a la distancia geográfica que nos separa). 
¡Todo lo mejor, querida Gwendolyn! 
¡Un placer y un honor!

1 comentario:

Windumanoth. Revista de género fantástico

Lo insólito te reclama...

Las siguientes editoriales colaboran enviando libros para reseña:

Apache Libros Editorial Cazador de Ratas Editorial La Biblioteca de Carfax Editorial Huso Editorial Insólita Satori Ediciones Wave Books Editorial

Apóyanos